El silencio, en un mundo tan caótico ruidoso e incluso mal visto, como símbolo de incomodidad entre partes. Pero realmente sabemos ¿Qué es el silencio y Cómo lo interpretamos? Vamos a intentar darle forma y comprenderlo.

El silencio es fundamental para tener una vida consciente y equilibrada.

¿Qué entendemos por Silencio?

El silencio es un estado, en el cual no estamos acostumbrados a estar, ya que se nos educa en los estímulos, en los ruidos, en el sonido. Hay algunos tópicos que debemos desmentir sobre el silencio.

El silencio no es triste

En numerosas ocasiones confundimos silencio con estar triste, con desgracias, con momentos incomodos etc. El silencio no se debe relacionar con nada triste porque no lo es. El silencio es un estado de paz con uno mismo, cuando estamos en armonía y alineados con uno mismo

silencio no es ausencia de ruido

Cuando no «escuchamos» nada, por ejemplo cuando vamos a la montaña o algún lugar apartado, decimos «Qué silencio hay» pues es falso porque si hay sonidos, de pájaros, de árboles, de ramas, de algún animal etc.

El ruido es agitación

Cuando a nuestro alrededor percibimos que hay agitación, cuando se habla mucho, cuando todo va rápido, cuando no conseguimos establecer un orden de prioridades y de claridad mental, todo ello nos produce ruido interno, con el consiguiente desgaste y cansancio.

El ruido que tenemos en nuestro interior se traduce en pensamientos negativos, cuando damos demasiadas vueltas a un tema y no avanzamos, tenemos ruido.

El ruido nos genera una sensación de vacío que no nos aporta felicidad, el ruido resuena en nuestra mente y nos produce dolor. El ruido molesta y es una sensación desagradable.

¿A Qué suena el silencio?

El silencio nos genera una melodía que nos llena y nos aporta estabilidad. El silencio es una melodía en nuestro interior que combate con el ruido exterior. Es decir si tenemos silencio interior, el ruido externo no nos afecta, porque somos capaces de estar en un estado de armonía, quietud y equilibrio

Practicar el silencio activo a través de la meditación

Hay formas de practicar el silencio y llevarlo a cabo en una vida más equilibrada. Practicar la meditación trae numerosos beneficios a nuestra salud, nos libera de la ansiedad, preocupaciones, y negatividades que nos afloran en nuestro día a día. La meditación tiene por objetivo el autoconocimiento y la transformación interior del individuo. Aunque como toda acción se necesita entrenamiento para tener este hábito interiorizado en nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Forma Parte Del Cambio

Estas a un paso de formar parte de nuestra comunidad.
Ayúdanos con tu suscripción gratuita a informarte sobre
nuestros avances y logros.