Hoy día cuando vamos al supermercado, nos inundan con mensaje y productos que aparentemente son saludables , ecológicos. Nada más lejos de la realidad, ya que en su mayoría provienen de macro explotaciones donde reemplazan un elemento por otro, pero no deja de ser industrial.

Creemos que cuando ingerimos en nuestra dieta un alimento u otro, estamos ingiriendo parte de la memoria que ese alimento lleva consigo, esta es la clave de asunto. Es decir si tomamos como ejemplo de un tomate, llevarás la información de todo lo recogido por ese tomate, tal como pesticidas, información de su recogida, como las condiciones de plantación, historial de crecimiento, origen de la semilla etc. Esta hipótesis la podemos hacer extensible a la carne, pescados y demás alimentos que ingerimos.

Pero ¿Exactamente en que me afecta?

Cuando un cultivo de tomates, si seguimos con el ejemplo se hace intensivo, este monocultivo en una plantación cualquiera sólo es viable si seguimos los estándares actuales si se modifican genéticamente variedades de tomates, para que broten más grandes y en el menor tiempo posible. además de usar fertilizantes sintéticos que nos comemos.

En agrooe consideramos que el negocio de la agroalimentación es sustentado en el abuso a los medios terrestres. Defendemos el consumo y producción local, más orientado a un consumo más sostenible, razonable y equilibrado.

¿Me siento culpable?

En ningún momento queremos hacerte sentir culpable de tus hábitos de consumo, nuestra labor es educativa, y formativa. no buscamos imponer nada a nadie. Buscamos hacer de este mundo un lugar más equilibrado, pero la última palabra la tenemos en nuestro conjunto la sociedad y por supuesto las personas que lo formamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Forma Parte Del Cambio

Estas a un paso de formar parte de nuestra comunidad.
Ayúdanos con tu suscripción gratuita a informarte sobre
nuestros avances y logros.